Trece rosas: No nos olvidamos

La historia de las Trece Rosas es de los crímenes franquistas más crueles cometidos durante la Dictadura. Al finalizar la Guerra estas trece mujeres fueron asesinadas delante del cementerio de la Almudena por la pertenencia a Juventudes Socialistas Unificadas y la defensa de la legalidad republicana, eran mujeres muy jóvenes de entre 18 a 29 años.

Antes de ser fusiladas en un Consejo de Guerra por un delito de “adhesión a la rebelión”, las víctimas fueron entregadas a las autoridades donde fueron torturadas e interrogadas para obtener información de las Juventudes Socialistas. Mientras permanecían recluidas en una celda en Ventas, parece ser que el asesinato de un comandante de la Guardia Civil, Isaac Gabaldón, a manos de cuatro militantes terminó con la sentencia a muerte de todos los militantes de JSU capturados, donde estaban catorce mujeres, una de las cuales sobrevivió, estas mujeres fueron ejecutadas públicamente como táctica de guerra psicológica para causar terror entre las mujeres que osaran oponerse al régimen franquista, como si se tratara de un ajusticiamiento medieval o de una quema de brujas, muy típico de los regímenes fascistas de aquella época.

Nada justifica la violencia, y mucho menos por razones de ideología o condición sexual.

Queremos rendir homenaje a estas trece víctimas de la intolerancia y el odio, Carmen Barrero Aguado, Martina Barroso García, Blanca Brissac Vázquez, Pilar Bueno Ibáñez, Julia Conesa Conesa, Adelina García Casillas, Elena Gil Olaya, Virtudes González García, Ana López Gallego, Joaquina López Laffite, Dionisia Manzanero Salas, Victoria Muñoz García y Luisa Rodríguez de la Fuente.

Mujeres valientes que dieron su vida porque nuestra patria sea hoy una democracia.

By | 2017-11-12T01:50:54+00:00 agosto 5th, 2017|Opinión|