Los estudiantes toman la palabra

En tan solo dos meses y medio, el Ejecutivo de Mariano Rajoy se ha enfrentado ya a diversas movilizaciones en contra de las medidas adoptadas. La primera de ellas el pasado 19 de Febrero. Día en que tuvo lugar una masiva movilización por todas las ciudades españolas en contra de la Reforma Laboral. Ahora, los últimos en tomar la palabra han sido los estudiantes.

Los primeros que comenzaron las protestas fueron los estudiantes valencianos del Instituto Lluís Vives. Quienes protestaban por los recortes en la enseñanza pública aprobados en enero por la Generalitat Valenciana. La respuesta a esta protesta fue una brutal carga policial contra los estudiantes que acabo con numerosos heridos y más de 43 detenidos, entre los que se encontraban varios menores de edad. Desde entonces la delegada del Gobierno en Valencia, Paula Sánchez, no ha hecho más que excusarse en la supuesta provocación de los estudiantes a la policía. Y tras las constantes manifestaciones solicitando su dimisión, esta ha declarado sentirse “con más fuerza para seguir adelante”.

Como consecuencia de esto, los estudiantes de las demás provincias han salido también a la calle para protestar por la política de recortes que esta llevando a cabo el nuevo Gobierno del PP. El pasado 29 de Febrero se convocaron movilizaciones estudiantiles en la mayoría de las ciudades. La más multitudinaria tuvo lugar en Barcelona, donde según los organizadores acudieron más de 60.000 profesores y estudiantes universitarios. Esta protesta encendió las calles de la ciudad condal, que acabo con 12 heridos y 12 detenidos. En el resto de ciudades las protestas fueron más pacíficas, pero todas ellas con un ingrediente de gran indignación.

Los jóvenes están cada vez más cansados de que sean ellos los que están pagando la mayor parte de la crisis. La tasa de paro juvenil se ha multiplicado por siete durante este periodo, ascendiendo hasta el 51,9%. La educación pública está cada vez más debilitada por los continuos recortes. Y cada vez se hace más visible la falta de dinero en las universidades públicas.

Pero esta situación no tiene ninguna previsión de resolverse. En primer lugar por una Reforma Laboral que lo único que pronostica es destruir más empleos y quitar derechos a los trabajadores, creando trabajos totalmente precarios. Y en segundo lugar por el durísimo ajuste que habrá que realizar sino se rebaja el compromiso del déficit para el año 2012, lo que afectará de forma directa a toda la enseñanza pública. Puesto que será esta la primera diana del Gobierno, como se ha podido observar en los meses anteriores.

Ante este panorama, los ciudadanos, y especialmente los jóvenes estudiantes, han dejado claro que no van a quedarse callados y ser pasivos a las políticas de austeridad. A pesar de las continuas peticiones de Mariano Rajoy de entender que las cosas no son fáciles. Por lo que la nueva Ejecutiva se va a enfrentar a un camino lleno de obstáculos que veremos hasta que punto son capaces de soportar. Desde Juventudes socialistas de Latina, como máximos defensores de la libertad de expresión, defendemos cualquier acto pacífico que reivindique unos derechos conquistados a lo largo del tiempo. Y condenamos cualquier represión que se puede realizar en contra de los que quieren ejercer su libertad en un estado democrático como es el nuestro.

By | 2017-11-02T02:17:48+00:00 marzo 1st, 2012|Opinión, Sin categoría|