Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Un compañero con discapacidad nos comenta:

 Mi discapacidad está producida por la enfermedad del Cron, que tiene varios efectos, como los vómitos y diarreas, dolor de huesos y, en mi caso, fistulas perianales. Me llegaron a operar  12 veces  y empecé a adelgazar, llegando a perder en un mes 15 kilos, acompañado de dolores de articulaciones y cansancio. Lo llegue a pasar fatal, no aguantaba de pie, no podía ni sentarme, no  tenia apetito  y cuando iba al baño me tenia que tomar unas pastillas para el dolor,  hasta que el medicamento dejó de surtir efecto.

 También estoy con un tratamiento especial para la enfermedad del Cron, que llamado “infliximas”, que me hizo mejorar y llegué a recuperar mi vida como aquel que dice, recuperé el peso, se fueron los dolores de las articulaciones, aunque de vez en cuando me duelen.  Puedo hacer deporte sin esforzarme, aguanto más tiempo de pie, aunque no tanto como para estar 8 horas en un trabajo. Sin embargo,  hay muchas cosas que todavía no puedo hacer como por ejemplo coger peso, estar mucho tiempo de pie, andar o hacer mucho ejercicio, aunque esto debo hacerlo con cuidado.

 David Alonso

Por ellos, un año más  Juventudes Socialista de Latina abrimos nuestros brazos a la solidaridad, a la igualdad y, sobre todo, intentamos poder acercarnos al día a día de las familias y personas que conviven con distintas capacidades. Cada año trabajamos con la intención de hacer comprender a nuestra sociedad las dificultades con las que se encuentran las personas con discapacidad, pero a pesar de ello lo felices que son capaces de hacer a sus familias, educadores, amigos y vecinos.

En algunas ocasiones, desde el nacimiento; y, en otras ocasiones, por un revés de la vida un ser humano no puede moverse con normalidad, sus ojos se apagan,  sus oídos se duermen o sufre diferentes tipos de alteraciones neurológicas; pero siempre queda lo principal: “EL VALOR”. Existen muchos tipos de discapacidad: física, sensorial, intelectual, psíquica, ¡da igual!; ya que lo más importante es el corazón, tener valores y fortaleza para poder con todas las barreras que nos encontramos en el camino de la vida.

 En pleno siglo XXI las personas con discapacidad se encuentran con muchas más barreras que con las meramente psíquicas, físicas o de comunicación, como son las burocracias o económicas, pero una de las más difíciles de saltar es la intolerancia y la falta de sensibilidad que en muchas personas de nuestra sociedad todavía sigue existiendo.

 Queremos invitar a todos l@s ciudadan@s a escuchar a las personas con discapacidad, característica por la que los vemos diferentes, virtud por la que son especiales. Dejarnos enseñar que a veces la alegría es tan intensa que reír no es suficiente para celebrar, aprender a llorar lágrimas de felicidad y a mantener la calma con una sonrisa, saber que la discapacidad no es una vergüenza o tragedia sino simplemente un modo diferente de vivir y amar con distintas habilidades, descubrir que los retos nos hacen crecer y te brindan la oportunidad de convertirte en una persona mejor, de crecer y de vivir. Las personas con discapacidad tienen el don y el poder de mostrarnos a los demás el verdadero significado de la capacidad.

Si aceptáis esta invitación todos junt@s, lo conseguiremos.

 

By | 2017-11-02T02:16:16+00:00 diciembre 3rd, 2013|Opinión|